Cuánta energía se puede gastar en la cocina

La cocina es uno de los lugares del hogar donde se consume más energía. Desde el uso de electrodomésticos como el horno, la estufa y el microondas, hasta el refrigerador que funciona las 24 horas del día, el gasto energético puede ser considerable. Según estudios, una familia promedio puede gastar hasta un 15% de su factura de energía en actividades relacionadas con la cocina. Sin embargo, existen diversas formas de reducir este consumo, lo que no solo ayuda a disminuir el gasto energético, sino también a ahorrar dinero. Adoptando prácticas más eficientes y utilizando tecnologías adecuadas, es posible minimizar el impacto en el medio ambiente y en el bolsillo y de esta forma ahorrar energía.

Cómo ahorrar energía en la cocina

Ahorrar energía en la cocina no solo es beneficioso para tu bolsillo, sino también para el medio ambiente. A continuación, te presentamos seis formas efectivas de reducir el consumo energético en tu cocina, ayudándote a bajar la factura de luz significativamente:

1. Usa el Microondas en Lugar del Horno

El microondas es una excelente herramienta para ahorrar energía en la cocina, ya que utiliza significativamente menos energía que el horno convencional, especialmente para calentar o cocinar pequeñas porciones de alimentos. Los hornos convencionales necesitan precalentarse y mantener una temperatura alta durante todo el proceso de cocción, lo que consume una gran cantidad de energía.

2. Cocina con las Ollas Tapadas

Cocinar con las ollas tapadas es una manera sencilla pero efectiva de ahorrar energía en la cocina. Cuando cocinas con la tapa puesta, el calor se retiene dentro de la olla, lo que acelera el proceso de cocción y reduce la cantidad de energía necesaria

3. Desconecta los Electrodomésticos que No Estés Utilizando

Desconectar los electrodomésticos cuando no los estés utilizando es una manera fácil de reducir el consumo de energía en la cocina. Muchos aparatos siguen consumiendo electricidad incluso cuando están apagados pero permanecen enchufados, un fenómeno conocido como “carga fantasma” o “consumo en standby”.

4. Evita Abrir y Cerrar Constantemente la Nevera

Abrir y cerrar la nevera repetidamente puede causar una pérdida significativa de energía. Cada vez que abres la puerta, el aire frío dentro de la nevera se escapa y es reemplazado por aire más cálido del entorno. Como resultado, el compresor de la nevera necesita trabajar más para enfriar nuevamente el interior, lo que aumenta el consumo de energía.

5. Planifica Tus Comidas con Anticipación

Una forma efectiva de ahorrar energía en la cocina es mediante la práctica del meal prep, o preparación de comidas. Al planificar y preparar tus comidas con anticipación, puedes optimizar el uso de tus electrodomésticos y reducir el tiempo que pasas cocinando diariamente. Con Redi Food, puedes llevar este concepto un paso más allá al disfrutar de deliciosas comidas caseras, listas para calentar, que te ayudan a ahorrar tiempo y energía en la cocina. Descubre nuestra amplia variedad de opciones de almuerzos y cenas, perfectas para incluir en tu planificación de comidas semanales.

Conoce como funciona Redi en el siguiente video.

 

 

Cart